4 jun. 2010

A ti que prometes que me amarás...


Si hoy entras aquí, en mi vida, si dejas que te ame, si tus labios quieren besarme entonces:
No traigas mentiras por favor, déjalas fuera.
Descubre tu alma y muéstrame que no serás otra farza inventada, porque ya no creo poder resitirla.
Cumple cada una de tus promesas aunque sólo sean tonterías, porque aquí estaré esperándote como una niña espera sus dulces.
No te atrevas a entrar en mi corazón para luego lastimarlo porque mis maldiciones irán contigo donde vayas.
Si te estoy entregando mi ser por favor no lo hagas añicos.
Tengo el alma joven pero ya marchita y lastimada.
A fuerza de sufrimiento me he ido volviendo en ser desconfiado, no creo en los amores salvo el de los libros.
Me estás diciendo que me amas, que me extrañas, para luego no volver. Entonces no juegues conmigo, porque no podré soportarlo.
Te estoy dando mi esencia aquí la ves?
Extiendo mis manos a tí y me entrego, pero si no me vas a corresponder es preferible que te marches.
Cierra la puerta tras de tí, no importa, estoy acostumbrada a la soledad y prefiero esto a volver a sufrir.
Por eso si no vuelves dejámelo saber para no estar esperando lo que nunca cumplirás.


3 comentarios:

  1. Que bello texto...el amor no es egoísta, es totalmente entregado, gracias por visitarme cielo, un abrazo cariñoso...

    ResponderEliminar
  2. Linda, yo estaré contigo en esas noches sin estrellas ni lunas para iluminarte, aunq mi apariencia es hostil, no sentirás miedo ni desolación.

    Promesa de una amazona a otra ;)

    ResponderEliminar
  3. Qué preciosidad, chica... te sigo, ¿Vale?

    ResponderEliminar

Si llegaste a este lugar es porque descubriste un lugar mágico, donde las tristezas y las alegrías se mezclan y son parte de la vida.
Y si aún así leíste lo que escribí me regalaste unos minutos de tu tiempo y te lo agradezco.
Hoy en día no todos tienen tiempo para eso....
Gracias por ello...